¿Cómo colocar una estantería? Tipos y consejos

En todas las casas se necesitan estantes de distinto tipo; desde la cocina hasta los dormitorios, para cada necesidad hay que buscar una solución práctica, fácil, económica y, sobre todo, que aproveche el espacio. Para que un estante cumpla su cometido a la perfección debe estar bien calculado y diseñado. Los materiales también han de ser los apropiados, tanto para las opciones decorativas como para el peso que deben soportar.

Los materiales más utilizados para construir las baldas son la madera natural (tablón) y los aglomerados chapados, forrados o pintados. Estos materiales vienen listos para ser usados y sólo necesitan ser cortados a medida.

No es raro encontrar estanterías con baldas de cristal, estanterías metálicas o materiales artificiales como el DM o los estratificados plásticos. Para evitar las tan desagradables combas en los estantes, éstos deben calcularse y sujetarse adecuadamente. La distancia entre los soportes depende del material utilizado, de su grosor y de lo que se va a colocar en él.

El material más resistente es la madera maciza y el aglomerado chapado, aunque este último no es adecuado para libros, por ejemplo. Para un cálculo bastante exacto tenga en cuenta lo siguiente:

  • Cargas ligeras: 80 cm en todos los materiales excepto el aglomerado, que serán 75 cm, y el cristal, 70 cm.
  • Cargas medias: materiales resistentes como la madera maciza, 75 cm. Para aglomerado es mejor bajar a 60 cm, y el cristal debe evitarse en estos casos.
  • Cargas pesadas, como libros: 70 cm para madera maciza y materiales de alta resistencia; no debe utilizarse ni aglomerado ni cristal.

De todos modos, para reforzar la resistencia de un estante, pueden usarse otros recursos, como instalar un perfil metálico atornillado : la pared y encajar el canto de la balda dentro del perfil, lo que impide en gran medida el pandeo.

Otra solución es colocar un listón de madera perpendicular al canto de la balda por su parte inferior y sujeto a los pies derechos 0 soportes de la estantería para que haga un cuerpo con ésta incrementando su resistencia.

Para poner estanterías fijas en la pared existen dos métodos principales: sobre guías o cremalleras y sobre palomillas o escuadras. Las guías son listones de madera, metálicos o de fibras como el poliéster, que van perforadas en toda su longitud de manera que permiten encajar palomillas de sujeción a cualquier distancia que se desee, pudiendo igualmente cambiarse sin más problemas siempre que se desee.

estantería con escuadra

Las guías van sujetas a la pared con tacos de expansión de plástico y tornillos y no necesitan un tamaño grande de taco, porque tampoco es un sistema adecuado para cargas pesadas.

Coloque las palomillas necesarias en las ranuras, y sobre ellas, las baldas. Para asegurar las baldas puede introducir desde abajo un tornillo que las ate alas palomillas.

El otro sistema más difundido es el de escuadras, directamente sujetas a la pared. Es la opción ideal para colocar un solo estante en un lugar especial y que no vaya a moverse en adelante.

Una aplicación muy práctica de este sistema es instalar una balda para libros en la parte superior de las paredes de un pasillo, de modo que se aprovecha ese espacio muerto.

Los modelos de escuadras son muy variados, desde los más simples de chapa galvanizada, hasta los de madera lacada, hierro forjado, aluminio, etcétera.

Para integrar la estantería librería en lo alto del pasillo le proponemos una escuadra de tabla maciza cortada por usted mismo si lo desea, con un perfil de cuarto bocel o con alguna onda (también se encuentran hechos). Calcule una escuadra cada 75 cm de longitud y mida esta distancia de medio a medio de las escuadras. Elija una altura de unos 30 cm por debajo del techo (es la altura normal de los libros de gran formato) y marque la posición de cada una de las escuadras necesarias para cubrir toda la longitud deseada. Señale la posición de todos los taladrados que tendrá que hacer. Taladre y coloque todos los tacos necesarios de una vez. Atornille las escuadras sobre ellos. Corte tablas de madera maciza de 2 x 22 x 150 cm. Sujételas a las escuadras con tornillos, teniendo en cuenta que al ser una balda continua, las tablas deben unirse sobre una escuadra (mitad del ancho de la escuadra para cada balda). Para reforzar esta junta atornille por la parte superior de la balda, pegada a la pared, una pletina metálica situada sobre las dos tablas contíguas. Por último, si quiere que la estantería pase casi desapercibida, puede pintada o empapelarla con el mismo color que el resto dela pared.

Si desea intentar una versión más elaborada y artística de este tipo de estantería, siga los pasos siguientes y se sorprenderá del resultado: adquiera un perfil angular metálico, que puede ser de los que se usan para pies de estanterías. Necesitará ademas varilla roseada de 8 mm, tuercas de cabeza redonda para la varilla, tubo redondo (de colgar cortinas, por ejemplo), para forrar las varillas y tacos de vuelco o paraguas si el techo es de escayola o falso techo de paneles; moldura de madera, escayola o poliestireno de la misma longitud que la estantería. La balda o estante será tablero de DM de 19 mm, cortado en tiras de 23 cm de ancho y del largo que usted quiera cubrir con la estantería. Trace sobre la pared unas marcas a intervalos regulares a una distancia de 30 cm desde el techo. Sujete el perfil todo alrededor de la pared a la altura marcada, colocándolo con el ángulo abierto hacia arriba (en L). Use para ello tacos de expansión colocados cada 50 cm aproximadamente. El perfil sirve de apoyo para la tabla, que irá atornillada a éste desde abajo.

El otro borde de la balda se cuelga del techo con varilla roseada sujeta con tacos, que serán de vuelco o paraguas si el techo es de paneles o escayola o de expansión si es macizo.

Coloque un taco cada 75 cm aproximadamente y a 21 cm de distancia de la pared. Rosque en cada taco una varilla de 8 mm cortada a la longitud necesaria. Por ejemplo, si la tabla es de 2 mm, la varilla medirá 36 cm, los necesarios para: 3 cm de rosca al taco, 30 cm del techo al estante, 2 cm para atravesar el estante y l cm para roscar en la tuerca.

Presente la tabla en su emplazamiento sobre el perfil metálico y marque los puntos de contacto de las varillas. Taladre agujeros pasantes en la tabla sobre las marcas trazadas, (a 2 cm del borde) usando una broca de tres puntas de 8 mm.

Corte trozos de tubo redondo de 30 cm exactos. Apoye la tabla sobre el perfil y sujétela provisionalmente con una de las varillas. Coloque la camisa de tubo redondo a la primera varilla; haga pasar el extremo de ésta a través de la tabla y ponga una tuerca de cabeza redonda. Continúe así hasta terminar el primer tramo de tabla.

A continuación, sujete firmemente contra la pared y atornille desde abajo el perfil con la tabla. Cuando haya terminado la instalación, coloque la moldura bajo el estante de la misma forma que se hace en los techos. Si no tiene otro criterio mejor, un acabado perfecto es pintar moldura, estante, varillas y techo en blanco.

También te puede interesar…

Estanterías escalera para cualquier lado de la casa.

Martillos percutores para que no se te resista ningún material.

Armarios de tela para cuando necesites un espacio extra en casa.

QUEREMOS SABER LO QUE PIENSAS

      Leave a reply

      Uso de cookies

      Mejoresybaratos.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Mejores y baratos